English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 16 de mayo de 2010

PRECIOSO

Era las 8:30 de una mañana agitada, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.

Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo vi mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.
El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella.

El me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.
Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.

Me respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo.
Me sorprendió, y entonces le pregunté, 'Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?'

El sonrió
y me acarició la mano
'Ella no sabe quien soy,
pero yo aún se quien es ella.'


Encontrado en la red

5 comentarios:

Cele dijo...

Una hermosa historia, donde los sentimientos permanecen a pesar de la adversidad, incluso del olvido.
Besos

AnaLaprof dijo...

Seré tu eco...

Precioso.
Lo que sale de dentro, no podría salir de ningún sitio mejor.

Vero dijo...

que bonito!!!!!

Fernando dijo...

Preciosa historia, por desgracia muy cercana a mí. Eso mismo lo viví con mis padres; ella ya no conocía a nadie pero él iba cada día. Cuando ella murió, nueve meses después murió el. La vida a veces puede ser muy cruel

Alan502 dijo...

Bonito, la verdad es que el amor puede hacer muchas cosas. Rompe barreras, y está "en las buenas y en las malas." Mientras haya amor, no importarán las condiciones.